CASAS DE ACOGIDA Y VOLUNTARIADO

Cuando uno piensa en ofrecerse como casa de acogida y/o voluntari@, solemos ilusionarnos con una idea un poco alejada a la realidad. Veamos las razones sin desanimarnos porque son actividades de mucha entrega pero MUY gratificantes:

CASAS DE ACOGIDA del Proyecto Benny:

Cuando acogemos a un animal rescatado solemos desconocer su pasado y con ello sus costumbres y también sus traumas. Por lo que no es raro que al principio hagan sus necesidades en casa, rompan algún que otro objeto, tengan dificultades para comer o dormir, etc. 

A su vez, desconocemos al 100% su estado de salud, a pesar de las visitas al veterinario y las analíticas realizadas ya que los animales que han sufrido mucho en la calle, una vez en un hogar pueden tardar tiempo en manifestar síntomas. Además, hay que tener en cuenta que dependiendo de la enfermedad que se les diagnostique y de su capacidad de curación, podrán tardar más o menos tiempo en recuperarse. Son muchas las heridas que suelen acarrear, no solo en lo físico sino también en lo anímico.

Por lo tanto, ¿Qué es ser casa de acogida? Es una actividad de entrega total. Si bien la asociación cubre los gastos de la tenencia (alimento, visitas al veterinario, medicamentos, previamente autorizados), la acogida la realiza la persona que se compromete a su cuidado temporal hasta encontrar una adopción. Eso implica cuidar del animal como si fuera de uno, pero siempre respetando las decisiones de la asociación y colaborando con las actividades relacionadas con el bienestar del animal (educarlo, llevarlo al veterinario,  informar, etc.).

VOLUNTARIADO del proyecto HopeCat Altafulla:

Ser voluntario en este proyecto consiste en ayudar a la aplicación del método C.E.R (captura - esterilización - retorno) en las colonias de gatos de Altafulla. Esto implica aprender a utilizar las jaulas de captura; el traslado de los animales a los centros veterinarios para su esterilización y desparasitación y, el retorno de los animales operados a su colonia de origen (en algunos casos es necesaria la acogida nocturna en un domicilio).

Los voluntarios de este proyecto reciben una autorización del Ayuntamiento para poder realizar estas actividades.