Please reload

Entradas recientes

Ansiedad por separación, miedos y fobia a las tormentas: cómo manejarlas

January 26, 2017

Si su perro se asusta en presencia de sonidos fuertes o se mueve hacia atrás cuando se le acerca un desconocido, lo más probable es que esté manifestando una respuesta normal al estrés, lo cual es totalmente saludable. Una reacción a corto plazo frente a un evento estresante o poco familiar le permite a su perro prepararse para luchar o escapar en caso de necesidad . En la naturaleza, la respuesta de lucha o huida mantiene a los animales vivos, es un acto de supervivencia.

Por desgracia , en el mundo actual , las respuestas al estrés pueden no ser adaptativas - ansiedad y fobias crónicas, a largo plazo – y son un problema cada vez mayor para los perros de compañía. Estas reacciones basadas en el miedo, a menudo se presentan como ansiedad por separación, fobias a tormenta y / o ruidos, agresión, etc.

La respuesta prolongada de miedo crónico puede causar procesos patológicos físicos y emocionales que tienen un impacto negativo en la calidad de vida y potencialmente pueden acortar la vida del perro. El estrés crónico puede deprimir el sistema inmunológico del animal, poniéndolo en mayor riesgo de verse afectado por infecciones oportunistas. Puede también desencadenar el desarrollo de comportamientos compulsivos y alterar el funcionamiento normal de órganos vitales.

 

Signos de mala adaptación al estrés en perros

 

Podemos decir que un perro es ansioso o temerosos cuando exhibe ciertos comportamientos. Estos incluyen:

 

Lloros o lloriqueos

Pérdida del apetito

Babeo

Orejas hacia atrás

Jadeos

Estimulación/masturbación

Ocultación

Sacudida

Eliminación inadecuada

Meter la cola bajo el vientre

Lamer

Vigilancia

Apartar la mirada (de una amenaza)

Bostezar

 

Además de estos comportamientos, si su perro tiene fobia a las tormentas, durante las mismas también pueden temblar, intentar estar cerca de cuidador, tener un comportamiento destructivo o tratar de hacerse daño a sí mismo.

 

Es importante entender que la fobia a las tormentas difiere significativamente de otras condiciones basadas en el miedo. Mientras que normalmente hay sólo uno o dos disparadores para los perros con ansiedad por separación o fobia en general, los que temen a la tormenta pueden reaccionar a varios factores desencadenantes relacionados con la tormenta, incluyendo el ruido de un trueno, la luz de un relámpago, el chasquido de un rayo, el sonido del viento o de una lluvia torrencial, el oscurecimiento del cielo, cambios en la presión barométrica y olores que preceden o acompañan una tormenta.

 

La Fobia a las tormentas es una clase de fobia al ruido . Una fobia al ruido se define como una respuesta repentina y extrema al ruido, que se manifiesta como intentos de evitación activa o fuga y manifestaciones de ansiedad asociadas al sistema nervioso autónomo simpático. Algunos perros reaccionan con quietud extrema o retirada , mientras que otros responden estrellándose contra las ventanas o masticando puertas y vallas restrictivas.

 

Si su perro tiene ansiedad por separación, los comportamientos comunes pueden incluir la necesidad de estar a pocos metros del cuidador en todo momento, saludos efusivos al cuidador que había estado fuera de su vista unos minutos o varias horas, cambios notables del estado de ánimo cuando detecta que el cuidador se está preparando para salir de la casa , y manifestación de conductas estando solo que no tendría en presencia del cuidador.

 

Opciones de tratamiento:

 

a) Evasión

Cómo ayudar a su perro a evitar el o los factores desencadenantes de su ansiedad o fobia es muy importante. Desafortunadamente, puede ser difícil de hacer. A menudo el detonante de un perro fóbico al ruido es un sonido normal de todos los días como una batidora de cocina , un aspirador o el camión de la basura.

 

Si su mascota tiene fobia a las tormentas, se puede considerar la posibilidad de tener un transportín o caseta al que su perro puede escapar cuando una tormenta se está acercando, esté o no su cuidador en casa. El objetivo es limitar, como sea posible, su exposición a las manifestaciones de las de tormentas eléctricas. La habitación donde se pondrá el “escondite” no debe tener ventanas o tener ventanas cubiertas, si es necesario se deberá insonorizar la habitación para amortiguar el ruido exterior. Poner una caja sólida en dicha habitación con la puerta abierta, junto con un poco de comida, agua, golosinas y juguetes.

Un ambiente silencioso puede proporcionar alivio. Algunos perros fóbicos buscarán rincones oscuros para calmarse: una habitación oscura , el suelo del armario , o el espacio debajo de una mesa o escritorio. El objetivo es dar a su perro un lugar seguro que le ayude a calmarse .

 

A veces la reproducción de música relajante o tranquilizante puede ayudar a reducir el impacto de los factores de estrés (siempre y cuando la reproducción de música no se correlacione con el factor de estrés por lo que, si usted va a utilizar la música para intentar “amortiguar” los ruidos, utilice la música también en momentos del día no estresantes).

 

b) Desensibilización

La desensibilización consiste en exponer al perro ante el desencadenante que produce la ansiedad hasta llegar a un nivel en el que se extinga la respuesta de miedo. Por ejemplo, si su perro tuviera miedo de los extraños, para su desensibilización se necesitará que un desconocido se ubique lo suficientemente cerca para que su perro sepa que él está ahí, pero lo suficientemente lejos para que su mascota no muestre una respuesta de miedo. La distancia entre el perro y el extraño se disminuirá gradualmente, a ser posible hasta que el perro se acerque lentamente al extraño. Permitir que el perro se acerque al desconocido le ayuda a su mascota a que se sienta seguro.

 

Para la desensibilización de un perro fóbico a las tormentas se sugiere el uso de una grabación con sonidos de la tormenta. Lo mejor es hacerlo durante las épocas del año en que las tormentas “reales” son pocas y distantes entre sí y no sólo usarlo cuando se produce una tormenta eléctrica.

 

Desafortunadamente, la desensibilización no siempre es tan eficaz con fobias a las tormentas como lo es con otros tipos de trastornos de ansiedad. Esto se debe a que es difícil imitar los variados detonantes de una respuesta de miedo, en particular los cambios en la presión barométrica, la electricidad estática y los olores que los perros notan ante un inminente cambio en el clima. Además, la desensibilización se tiene que hacer en cada habitación de la casa, porque lo que el perro aprende en el salón será olvidado en la cocina. Estos problemas hacen que la desensibilización sea un desafío en el tratamiento de las fobias a las tormentas

 

Si su perro tiene ansiedad por separación, usted tendrá que desensibilizarlo a todas las manifestaciones y sonidos que tienen lugar cuando se está preparando para salir de la casa. En otras palabras, tendrá realizar todos los movimientos y sonidos como si fuera a salir, pero no hacerlo. Puesto que usted probablemente no sabe qué es exactamente lo que genera la reacción de su perro, tendrá que observar con atención y hacer una lista de las actividades que generalmente realiza antes de dejar la casa. Estos incluirán cosas como apagar las luces, ponerse los zapatos o un abrigo, ajustar el termostato, recoger un maletín o bolso, hacer tintinear las llaves del coche, caminar hacia la puerta, abrir la puerta, etc.

 

Comience realizando la actividad más común que usted generalmente hace antes de salir, repítala una y otra vez pero sin salir de casa, hasta que su cachorro ya no tenga en cuenta esa acción concreta. A continuación, agregue la siguiente actividad. A continuación, la siguiente y así sucesivamente, hasta que sea capaz de salir de la casa por lo menos durante una hora y que su perro permanezca tranquilo mientras no está. Esto puede ser un proceso largo y tedioso, pero es a menudo muy eficaz.

 

c) Contracondicionamiento / Modificación del comportamiento

 

Contracondicionamiento implica relacionar repetidamente un activador negativo con uno positivo, hasta que su perro haga una asociación positiva. Por ejemplo, si su perro presenta una respuesta de miedo cada vez que enciende el aspirador, ofrecerle una golosina cada vez que lo encienda. El objetivo es condicionarlo para asociar una recompensa con el ruido de la aspiradora.

 

La modificación del comportamiento puede ser útil para los perros fóbicos a las tormentas.

Incentive a su perro para que, durante la tormenta, realice un juego o actividad con el que está familiarizado y premiarlo si lo hace. Esta actividad distrae a los dos: a su perro de su miedo a la tormenta y a usted de la tentación de reforzar inadvertidamente la conducta fóbica de su mascota por acariciar y calmarlo mientras él está mostrando un estado de ansiedad.

 

Otro tipo de modificación de la conducta consiste en mantener a su perro ocupado con una actividad más agradable que prestar atención a la tormenta. Jugar a un juego con él o darle un hueso de recreo para roer. Utilice los sentidos naturales de su perro para desviar su atención (olfato). Tenga en cuenta que si la respuesta de su mascota a las tormentas es intensa, es posible que al comienzo de su programa de tratamiento no pueda hacerlo participar en otra actividad, sobre todo si él correlaciona la actividad con el miedo a la tormenta.

 

Consejos adicionales para ayudar a los perros ansiosos, temerosos

 

Para los perros con ansiedad por separación:

 

-Deje su perro con una prenda de ropa o una manta que usted utilice y tenga su aroma.

-Deja un juguete para que su perro pueda entretenerse durante su ausencia.

-Distribuya por la casa pequeñas golosinas y sus juguetes favoritos para que el perro vaya descubriendo durante su ausencia.

-Poner una música relajante antes de salir.

-Comprar un collar o difusor ADAPTIL . Contiene una copia sintética de la Feromona Apaciguante canina y está diseñado para tener un efecto calmante sobre los perros.

-Asegúrese de que su perro haga mucho ejercicio, tenga tiempo de juego y estimulación mental. Cuanto más entretenida sea la vida de su perro mientras usted está cerca, más tranquilo él estará cuando se quede solo.

 

Para los perros con ruido y / o fobia tormenta:

 

-Ponga música relajante (MusicMyPet.com, PetMusic.com) antes de que ocurra un posible factor de estrés. Esto puede relajar a su perro y tienen la ventaja de amortiguar los ruidos inquietantes.

-En caso ansiedad extrema, trate de ejercer una presión suave y constante sobre su mascota para calmarla. Si se lo permite, intente inclinarse suavemente sobre él o tener contacto con su cuerpo sin acariciarlo. Si esto está ayudando a su cachorro, usted sentirá que sus músculos comienzan a relajarse. Si en lugar de eso parece estar más ansioso, no se trata de una técnica útil para su perro.

-Si su perro parece responder bien a la presión aplicada a su cuerpo , hay envolturas disponibles ( Thundershirt.com , Anxietywrap.com , Stormdefender.com ) que muchos dueños de mascotas y veterinarios utilizan con éxito.

-Consulte a su veterinario holístico sobre tratamientos homeopático o Flores de Bach que podrían ser útiles para aliviar el estrés de su perro, él evaluará cuál será la opción correcta para su mascota.

-El aceite esencial de lavanda también puede reducir la respuesta de estrés. Se pueden colocar unas gotas en el cuello o la ropa de cama de su perro antes de que aparezca el factor de estrés o utilizar un hornillo con aceite de lavanda en el interior de la casa para lograr un efecto calmante.

 

 

Fuente: Dr. Becker

http://healthypets.mercola.com

 

Traducción: Daniela Merlo 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
BLOG INFORMATIVO
  • Etología
  • Consejos
  • Advertencias
  • Novedades
  • Artículos
  • Propuestas
  • Salud animal
  • Recomendaciones
  • Tenencia responsable
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now